La cosecha o tarefa

Un yerbal comienza su producción entre el cuarto y el sexto año de implantación, alcanzando su mayor rendimiento entre el octavo y el décimo año. El período productivo alcanza de los 25 a los 30 años, con posibilidades de llegar a los 60 años. La cosecha puede extenderse hasta 10 meses en el año, pero el período más adecuado es entre abril a agosto.

La PODA

Es en forma manual e individual, efectuada en diferentes épocas, siendo el cosechero o tarefero la pieza fundamental.

El CORTE

De las ramas se realiza con tijera o serrucho, según lo requiera el grosor a cortar, generalmente una vez por año, preferentemente de marzo a septiembre.

La QUIEBRA

Se eliminan las ramas gruesas y las hojas y ramas finas se colocan en lienzos conocidos como ponchadas, y se atan en los cuatro extremos recibiendo el nombre de RAIDO.